Trabalenguas Blog

Guerra tenía una parra, y Parra tenía una perra, y la perra de Parra mordió a la parra de Guerra: – Dígame usted, señor Guerra ¿por qué le ha pegado con la porra a la perra? – Porque si la perra de Parra no hubiese mordido a la parra de Guerra, Guerra no le hubiese pegado con la porra a la perra.

Guerra tenía una parra y Parra tenía una perra y la perra de Parra mordió a la parra de Guerra: – Dígame usted señor Guerra por qué le ha pegado con la porra a la perra? – Porque si la perra de Parra no hubiese mordido a la parra de Guerra Guerra no le hubiese pegado con la porra a la perra
¡COMPARTE!
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Pinterest